2020-01-16 13:58

Toyota de México integrará nuevas tecnologías que incidirán en la seguridad vial

Toyota de México integrará nuevas tecnologías que incidirán en la seguridad vial

Ciudad de México, 16 de enero de 2020.- La seguridad empieza en el conductor, pero no termina ahí. Toyota continuamente investiga sobre nuevas tecnologías que ayuden a la prevención de accidentes y que propicien que sus clientes viajen tranquilos y protegidos bajo cualquier circunstancia.

Así surge Toyota Safety Sense, una tecnología puntera en el mercado mundial que ofrece cierto grado de autonomía, avisando al conductor de posibles peligros y asistiéndolo en la conducción con el objetivo reducir al máximo los accidentes de tráfico.

Y ahora, bajo la filosofía de pensar global y actuar local, la firma japonesa trae a México el Toyota Safety Sense 2.0 para incrementar la seguridad vial y preservar la integridad de sus pasajeros; sin embargo, no se debe olvidar que el conductor siempre debe concentrarse en el camino, obedecer las señales y respetar los límites de velocidad así como el reglamento de tránsito.

A continuación, te presentamos las cuatro novedades tecnológicas con las que Toyota apoyará a una movilidad más segura  en territorio mexicano:

Sistema de Pre-Colisión (PCS)

Usa una cámara y un radar ultrasónico para ayudar a detectar un vehículo y así evitar una posible colisión frontal, gracias a la siguiente secuencia:

  1. Envía alertas visuales y acústicas de proximidad.
  2. Prepara el Brake Assist (BA) para apoyar en el frenado de emergencia, en caso de requerirse.
  3. En caso de que el conductor no frene, o lo haga con poca potencia, automáticamente se aplicará frenado para evitar la colisión.

Desde el volante es posible ajustarlo en tres niveles de regulación de distancia, proporcionando alertas e intervenciones del sistema PCS, además de poder encenderlo o apagarlo completamente.

Alerta de salida de carril con asistencia de dirección (LDA w/SA)

Mediante la cámara del parabrisas, el sistema reconoce las líneas de la carretera y en caso de cruzar una de ellas sin accionar la direccional, se emitirá una alerta acústica y visual, seguida de una pequeña corrección en el volante mediante la asistencia eléctrica de la dirección (EPS).

De la misma manera, existe una función que detecta cuando la conducción del vehículo se lleva a cabo de forma errática de un lado a otro.

El sistema puede apagarse y configurar el nivel de sensibilidad desde el volante.

Control de Crucero Dinámico con Radar (DRCC)

Mantiene una distancia preseleccionada por el conductor con el vehículo al frente pudiendo operar a partir de los 30 km/h.

Las opciones de distancia son:

  • Lejana: 50 m
  • Media: 40 m
  • Corta: 30 m

En caso de que el vehículo al frente disminuya la velocidad o incluso frene, el sistema puede aplicar los frenos. Si no es suficiente, se emitirán tonos de alerta para prevenir al conductor.

En el momento que el vehículo al frente se retira del carril, el sistema automáticamente acelera a la velocidad establecida originalmente (si no hubo frenado del conductor).

Luces altas automáticas (AHB) 

A través de la cámara colocada en el parabrisas, el sistema detecta vehículos al frente (600 m) y/o que circulan en dirección opuesta (800 m) para activar o desactivar las luces altas de los faros, en caso de que el conductor olvide hacer el cambio de luces de manera manual.

El sistema puede apagarse o encenderse mediante un botón en el tablero.

Redacción